Banchile UNA INICIATIVA DE BANCHILE INVERSIONES
  • BanchileUna iniciativa de Banchile Inversiones
  • Buscar
Invierto Bien - ¿Qué son los distintos vehículos de inversión?

Los vehículos de inversión son estructuras que agrupan y establecen, bajo cierta regulación, los distintos tipos de activos, permitiendo acceder a ellos a través de la inversión (compra/venta).

Para un correcto análisis de portafolios es necesario diferenciar entre lo que es una clase de activo y los vehículos de inversión a través de los cuales se accede a ellos para lograr el riesgo al que estás dispuesto a enfrentar.

Características de los principales vehículos de inversión:

  • Fondos mutuos de inversión activa: Un fondo mutuo es un instrumento financiero que reúne patrimonio de varias fuentes e invierte en cualquiera clases de activos (acciones, bonos, alternativos, caja o en combinaciones de ellos) de acuerdo a lo establecido en sus reglamentos, políticas de inversión y de liquidez. De esta forma existirán fondos mutuos de acciones, de deuda, inmobiliarios o balanceados. En particular un fondo mutuo activo busca obtener retornos superiores al mercado de referencia, a través de la optimización y actividad de la cartera. La inversión en un Fondo Mutuo de estas características, busca obtener acceso al mercado que cubra dicho fondo, pero de una forma más específica, delegando la responsabilidad de las decisiones de inversión y trámites operativos al manager del fondo.
  • Fondos mutuos de inversión pasiva: Los fondos mutuos de inversión pasiva se diferencia de los anteriores ya que establecen una cartera de inversiones para replicar un Benchmark (o referencia) y la siguen sin concretar grandes desvíos. En particular existen los fondos cotizados en bolsa (ETF) que permiten que los inversores los negocien igual que lo hacen con las acciones en bolsa. Por ejemplo existe el ETF del IPSA, donde los inversionistas pueden transar este instrumento como si fuera una acción más. La inversión en este tipo de fondo permite replicar de forma eficiente y a bajo costo algún índice de referencia, pero no generará una estrategia activa para poder obtener un sobre retorno, por lo que el proceso de decisión respecto a qué mercado replicar, queda en el inversor.
  • Administración de cartera: La administración de cartera es un contrato entre partes que buscará reglamentar los aspectos relevantes para las inversiones realizadas. Estos contratos podrían entenderse como una especie de fondo mutuo particular, ya que entrega todo el proceso de toma de decisiones y operativo al manager, pero lo establece de acuerdo a las reglas específicas que acuerden las partes. La contratación de este tipo de administración, permitirá acceder a todas las clases de activos de acuerdo a lo establecido en el contrato y también los vehículos a través de los cuales se accederá.
  • Instrumentos directos: Esto es invertir directamente en el activo financiero, sea una acción o un bono. La inversión directa genera un mayor riesgo y el retorno que se obtendrá estará ligada 100% al desempeño de ese activo, por lo que la decisión de diversificación complementaria al activo, entrada/salida y selección, quedará en el inversionista.
  • Derivados: Producto financiero cuyo valor depende del valor de otro activo.

El proceso de inversión, riesgo y decisiones asociados aplican de la misma forma que en los instrumentos directos. Dentro de los derivados encontramos los siguientes:

– Opciones: Una opción es el derecho de realizar una transacción sobre un activo financiero. Existen tanto opciones de compra como de venta. Las opciones tienen un precio de ejercicio al cual se transarán al ejercerlas antes de la fecha de vencimiento de las mismas.

– Futuros y Forwards: Los futuros son como las opciones porque especifican la compra o venta de un activo subyacente en una fecha futura. La diferencia clave es que el titular de una opción de compra no está obligado a comprar, y no lo hará si la transacción no es rentable. Sin embargo un contrato de futuro conlleva la obligación de realizar la transacción acordada. Los Futuros son estandarizados y transan en las bolsas de valores mientras que los Forwards son OTC.

– Notas Estructuradas: Las notas estructuradas son emisiones que se componen con más de un tipo de activo. Normalmente se constituyen reuniendo activos de renta fija más derivados, resultando en un sin número de posibilidades de flujos a obtener. Lo relevante es que estas mezclas permiten acceder a los retornos de los activos subyacentes de una forma más específica de acuerdo a la visión de retornos que se tenga.