Banchile UNA INICIATIVA DE BANCHILE INVERSIONES
  • BanchileUna iniciativa de Banchile Inversiones
  • Buscar
Invierto Bien - Perfil del inversionista

Conociendo tu perfil e identificando previamente tus objetivos financieros, es posible crear una cartera de inversiones a tu medida. Para esto, es necesario identificar tus características y necesidades a la hora de la toma de decisiones, junto con tu nivel de tolerancia al riesgo ante los diversos instrumentos de inversión disponibles. Además, es importante saber cuál es tu horizonte de inversión, cuánto tiempo pasará antes del retiro del dinero, entre otros.

Factores que influyen en el perfil del inversionista:
• Los ingresos, tanto los que percibes hoy, como los que esperas obtener.
• Tu capacidad de ahorro.
• Cantidad de deudas.
• La edad y el horizonte de tiempo de la inversión, es decir cuánto tiempo estás dispuesto a esperar para que la inversión rinda frutos.
• Capacidad de cubrir imprevistos.
• Patrimonio que respalda tu capacidad económica.
• Tolerancia al riesgo.
• Conocimientos financieros.
• Para qué inviertes, es decir en qué ocuparás la inversión.
• Rentabilidad que quieres alcanzar.

Preguntas básicas para encontrar tu perfil
¿Cómo consideras que se encuentra tu situación económica actualmente?
¿Qué esperarías de tu inversión en el largo plazo?
¿Qué porcentaje de tu inversión inicial necesitarías para cubrir tus compromisos periódicos y/o imprevistos?
¿Con qué frecuencia piensas hacer depósitos a tu inversión?
¿Cuánto sería tu monto de inversión total?
¿En cuánto tiempo esperarías llegar a tus objetivos de inversión?
¿Para qué utilizarías tu inversión?

Perfiles de inversionistas:

  • Conservador: Tiene poca tolerancia al riesgo, prefiere tener su dinero seguro aunque gane poco. Opta por Depósitos a Plazo Fijo o Fondos Mutuos. Los plazos de inversión van de corto a mediano plazo.
  • Moderado: Busca mejores rendimientos, pero sin asumir riesgos. Procura tener un balance entre rendimiento y seguridad. Invierte en fondos de deuda y de renta variable. No le asustan las bajas en el corto plazo, porque sabe que obtendrá ganancias en el mediano y largo.
  • Arriesgado: Pone su dinero en fondos de renta variable y acciones, busca altos rendimientos y está dispuesto a asumir variaciones a cambio de obtener inversiones a largo plazo.